Warning: set_time_limit() has been disabled for security reasons in /usr/home/calatayudnavarroarquitectos.com/web/wp-content/plugins/wordpress-move/wordpress-move.php on line 44 Colegio Infantil. Concurso. 1er premio. | catalayud navarro arquitectos

Colegio Infantil. Concurso. 1er premio.

Arquitectos:Jesús Navarro / Carlos Calatayud
Arq. Técnico:Isabel Pérez
Colaborador:Fernando González
Promotor:CIEGSA
Situación:c/ Pobla de Farnals (Valencia)
Realización:2006-2010
Fotografías:Diego Opazo

Colegio Infantil. Concurso. 1er premio.

Existe en la actualidad un centro de educación Primaria que se ubica en la zona noroeste de la parcela, liberando la parte suroeste de la misma para las pistas deportivas y el patio del colegio. El nuevo aulario pretende hacerse un sitio en el espacio liberado, intentando no competir en presencia con nadie, o de competir en discreción, si se prefiere. Se trataría más bien de no agregar nuevas piezas a un entorno no demasiado agradable pero en cierto modo terminado. El carácter de guardería, de sitio para guardar o proteger nos da una segunda clave para componer un edificio puertas adentro, un edificio envuelto y definido por un muro perimetral.

Se proponen seis aulas infantiles, otra complementaria más pequeña y los espacios necesarios para el funcionamiento del conjunto (circulaciones, aseos, sala de profesores, etc). El esquema en planta del nuevo edificio responde a la división entre el bloque de aulas y el correspondiente al resto del programa. Se interpreta la pieza de aulas como un volumen introvertido y caracterizado por un patio que vincula todas las estancias. El resto del programa se concreta en una ligera caja que articula la entrada y las circulaciones con el cuerpo de aulas.

Las aulas se conciben como una serie de piezas orientadas a sur, con unos patios dispuestos sobre la zona de acceso de cada una con el fin de complementar la iluminación y ventilación del aula. La intención es tratar de diluir la transición entre exterior e interior, dotando al aula de una luminosidad más cercana a un espacio al aire libre que a un interior convencional. Estos patios están dispuestos de manera que además iluminan y ventilan el pasillo común. La transición al patio está regulada por la profundidad del alero, que proporciona una zona exterior cubierta que sirve de sombra y refugio.

En contra de lo común en este tipo de edificios, asumimos cierta neutralidad en el tratamiento de los materiales, confiando el necesario colorido de estos espacios a la inevitable personalización a la que están sujetos por parte de sus usuarios. Nuestra propuesta asumiría su papel de un escenario cuyo sentido último es servir de soporte a la actividad de los niños.